Get Adobe Flash player

Historia

La historia es un relato objetivo de los sucesos pasados. En una definición aséptica podríamos estar de acuerdo en que es así. Sin embargo, si uno realmente quiere entender la esencia de las personas, las instituciones y las comunidades, no basta con el hecho y la serie de sucesos, sino como estos han derivado a través de los tiempos en un motor dinámico capaz de convertir sujetos, comunidades e ideas en lo que actualmente son.

Es así que contamos con un relato o una serie de relatos, hilvanados en el tiempo con un fin común, y con un conjunto de lugares comunes, donde la historia se ha ido desarrollando. La confrontación con lo pasado nunca es una pérdida, y aún, nunca es inexistente, uno no puede abstraerse de renmemorar lo pasado permanentemente, uno transita sus aulas, ahora pintadas, sus pasillos, ahora renovados, pero aún así, históricos, y en cierta manera impolutos. Las paredes, los pisos, las mesas, las estatuas nos hablan del pasado y nos hacen permanentemente la invitación a confrontarlos al crear anhelos de futuro.

Si uno quiere entender y relatar la historia de la CA debe partir del reconocer que es imposible divorciarla de la historia misma de la FCM de la UNR. Como explicar la historia sin los docentes, como sin los estudiantes, los no docentes, las comunidades, las aulas y los pasillos?  Es así que la FCM misma es hija de la reforma estudiantil de 1918, al igual que la Anatomía de esa época. Previamente el estudio se reducía a repetir, en el exámen, de memoria, el libro de texto o los apuntes de la clase “quia maxister dixit”. El objetivo del estudio no era el aprender, sino el pasar. Cabe entender que la Anatomía, disciplina por momentos tosca, se arraigo en esa era en un cierre conceptual neogalénico que no le permitió innovar ni en los métodos pedagógicos y en los fines intelectuales. En este momento el alumno no podía saber más que el profesor, ni mucho menos concederse la libertad de hacerlo. Tras jornadas incansables de debate y construcción, primero en Buenos Aires y luego en Córdoba, durante la presidencia de Yrigoyen se convirtió en ley la Reforma Universitaria. Ahí nomás, y para sus opositores más férreos, una obra demagógica, se creó la Universidad Nacional del Litoral.

Hasta ese momento en Rosario existían 259 médicos, para una población de 200.000 habitantes, de los cuales destacaban en el viejo Hospital Rosario, hoy el renovado HECA, los doctores José Benjamín Abalos y el mismo Clemente  Alvarez. Dicen los que saben que Abalos reunía a los que buscaban el perfeccionamiento de la técnica quirúrgica, sin analizar ni preguntarles de donde venían, enseñándoles cuanto él sabía. Este, sería nuestro primer profesor titular, y más que eso.

Durante el período de organización de lo que sería la FCM se destaca como la Nación entrega al delegado organizador de la Comisión del Hospital del Centenario, Dr. Agudo Avila, el 8 de abril de 1920. El primer punto a resolver es la pronta iniciación de las clases, y, por lo tanto la designación inmediata de los profesores de Anatomía, Histología, Fisiología y Anatomía Patológica, para los primeros dos años de la Carrera de Medicina. Es aquí que se puede contar con el Dr. Abalos, ya entonces un eminente cirujano, tanto dentro como fuera del país, consagrado por sus estudios quirúrgicos con el Prof. Roux, en Laussana y con el Prof. Tixier en Lyon, además de un incansable investigador. A propuesta de Abalos se nombro como JTP en la Cátedra de Anatomía Descriptiva al Dr. Alberto Baraldi y al estudiante Rafael Babbini, como ayudante alumno. Así, quedaron correctamente definidas las funciones de cada uno de los constituyentes de la cátedra:

El profesor titular: expresando desde la cátedra sus conceptos personales y científicos de la materia.

El Jefe de Trabajos Prácticos: controlando la labor experimental de los alumnos.

Los Ayudantes: colaborando en la obra común.

Los Adscriptos: un profesor suplente del titular, el que más sabe de los JTP, el que más ha producido y el que más promete para el futuro.

En ese momento si uno quería ser adscripto a la CA debía:

1. Acompañar al Prof. Titular en su primer período, como ayudante y oyente, debiendo, al final del año, presentar al mismo un trabajo sobre una de las materias seguidas.

2. Los trabajos serán de libre elección en caso de ser originales, de lo contrario serán fijadas por el profesor, quien oficiará de director del mismo.

3. Con un certificado del profesor el adscripto se presentará al siguiente año, quedando autorizado y obligado a dictar una clase mensual con la asistencia del profesor titular.

No tardo la rueda en comenzar a girar, un día que cuentan lluvioso y gris, el 29 de mayo de 1920, a las 10 de la mañana, en un aula propia, inicio el cursado de Anatomía Descriptiva el Dr. Jose Benjamin Abalos, cuentan que con la elocuencia del maestro que pone en cada palabra un reflejo de sus sabiduría.

En un inicio, el caos y la desorganización se saldaban con voluntades del cuerpo docente, administrativo y del alumnado. De a poco surgieron  los locales destinados a las aulas, laboratorios, material de enseñanza y muebles en un edificio a medio terminar. En ese momento el listado de alumnos iniciales fue de 167. Entre tantos otros nos sonaran los apellidos Nudemberg, Baetti, Linares, Babbini, etc.

De hecho fue Anatomía Descriptiva la primer materia en la cual se tuvo que instituir las bases de su regularidad. Materia básica y fundamental de la medicina, ella se rendía en forma fragmentaria, pudiendo el estudiante rendir a conveniencia la parte que más le interesaba dejando el resto para exámenes posteriores. Por lo que el Consejo Directivo decidió exigir la aprobación de la disciplina en un solo y único examen. Sin embargo también considero el CD y Decanato que la misma disciplina debiera ser dividida para su correcto estudio en los dos primeros cursos, confrontando esto con la dificultad que la duración de la carrera (3 años) conllevaba. Esto devino en que la Anatomía, o su complejidad pedagógica, fuera una de las razones por las que se decidió extender la duración de la carrera a 7 años, gracias a lo cual en el segundo año se pudo incorporar la disciplina de Anatomia Topográfica, dejando la Descriptiva al inicio. El primer titular de esta segunda cátedra fue el Prof. Alfredo Boden, del cual se lee que impartió en el ciclo académico de 1923 unas 78 clases, por entonces el mayor número entre las diferentes disciplinas del plan de estudios. Cabe destacar que en ese momento existía también la Cátedra de Anatomía y Fisiología Comparada e Investigaciones Farmacodinámicas, a cargo del Prof. Dr. Bosco. Ese mismo año los alumnos regularizantes de Anatomía Descriptiva fueron 141 mientras que para anatomía Topográfica lo fueron 120.

Quedaba contemplado que la AD y T se estudiaban en el Instituto de Anatomía de la Escuela de Medicina con Profesores y técnicos propios, con tres horas de clase.  También queda establecido los requisitos para ingresar como Preparador del Instituto de Anatomía: ser alumno regular y tener aprobada las materias de ADyT.

Los estudiantes que no tuvieran las condiciones económicas suficientes debían acercarse en ese momento a la Biblioteca de la FCM ubicada en el seno del Hospital del Centenario, estos involucraban el 27% del alumnado. Los volúmenes contados de Anatomía era de 64.

 

El 14 de julio de 1921 se llama a concursos generales de todas las cátedras de la facultad, compitiendo por Anatomía Descriptiva los Dres. Camilo Corones, de Rosario, Simón Rubinstein, de Buenos Aires y Francisco Crespo, de Rosario. El jurado dio ganador al Dr. Crespo, de mayores meritos que los demás, sin embargo, hostilizado por un grupo reducido de estudiantes respondientes a un resentido Rubinstein, tuvo que renunciar, diciendo: “no me siento dispuesto a soportar las molestias que implicaría el dictado de una cátedra donde hay espíritus aviesos que, impulsados a procederes sin justificativos dañan, inconscientemente, a todos sus compañeros que hoy se ven privados de mis muy modestas lecciones y mañana alejaran de esta casa a los otros que, como yo, no han tenido mas norte que el bien de todos dentro de la moral mas absoluta”. El mismo día en que su renuncia se publico, un pie de nota del mismo diario había una solicitada de los mismos estudiantes en pos de una clase de Anatomía Descriptiva del Dr. Rubinstein.

 

Y que sería en ese momento del Dr. Abalos. Ya la tarea organizativa de la FCM había sido correctamente encarada. Fue entonces que se designo al Dr. Abalos como Decano Interino, quien ocupo dicho cargo el 19 de setiembre de 1921, hasta el 11 de abril de 1922, cuando asumió el rectorado. Es así, como nuestro primer jefe fue a su vez nuestro primer decano y nuestro primer rector. Fue su empeño poner en ejecución los planes trazados, mantener el orden y colaborar con el estudio y la aplicación de las medidas mas urgentes. Entre tantas otras instalo la cátedra de clínica quirúrgica de la cual era además titular.

Mientras tanto el decano de la FCM seria el Dr. Rafael Araya. En ese momento se designa para el puesto vacante en Anatomía Topográfica al Dr. Alfredo Boden. Es en esta época donde quedan definitivamente instalados los laboratorios y anfiteatros de Anatomía y sus aulas.

En 1924 informa el Dr. Araya que la situación de las Cátedras de Anatomía era particularmente difícil por falta de comodidades de toda índole. El alumnado debe realizar su trabajo en las instalaciones con falta de mesas y de espacio. Lo único que se ha podido realizar es la transformación de un amplio pasadizo de la facultad en sala de trabajos de disección para los profesores. Era entonces una facultad en permanente proyección. Entre estas ampliaciones proyectadas se encontraba la edificación de la Morgue, que se empezaba a insinuar como anhelo desde esos tiempos, pero que tardaría en ser  completada.  En este momento en el Anfiteatro de Anatomía trabajaban alumnos de primera a tercer año además de los de primer año de odontología (508), solo había nueve mesas que apenas satisfacían las necesidades de los de primer año. No había locales para preparar las clases ni salón de conservación de las piezas pedagógicas, de modo que la mayoría de los preparados usados no podían reutilizarse y debían ser mandados al osario. Se veía ya la necesidad de ampliar las aulas, construir un nuevo anfiteatro y renovar el frigorífico donde se guardaba el material cadavérico ya que permanentemente se rompía. Contaba no obstante con capacidad para 80 cadáveres.

Es por 1925 que se empieza a reflexionar sobre las características pedagógicas esenciales del rol de la FCM, es así que inmiscuido en este pensar se contempla crear los museos inexistentes de Anatomía Normal entre otros e impulsar el progreso de los ya existentes. Enconcordancia con esto se sucede una efímera curiosidad, un acercamiento entre la anatomía y la antropología, de la mano del Dr. Alfredo Castellanos, por entonces docente de la Escuela de Farmacología de la FCM: El Museo de Antropología y Anatomía Comparada. Este proyecto se presento inicialmente en 1924, que lucho con una inicial negativa oficial tardando tres años en verse realizado, inaugurándose el 5 de agosto de 1927. En ese momento contaba este con 7 secciones:

1. Antropología anatómica y fisiología comparadas.

2. Paleoantropología.

3. Etnología.

4. Etnografía.

5. Geografía humana.

6. Antropología estadística.

7. Antropología criminal.

Contaba con una impresionante colección de cráneos de Pan chimpancé, de gorila, Homo neandhertalensis, 1 cráneo y esqueleto de hombre de Cro-magnon, 10 esqueletos armados de fauna actual, etc.

No duro mucho. En octubre de 1928 reasume la presidencia de la Nacion Yrigoyen, inmediatamente interviene las universidades y se destituye de todos sus cargos al Dr. Castellanos. Inmediatamente se suprime por “innecesario” este museo y el Florentino Ameghino. Las colecciones sufren destino incierto, se presupone que la mayoría se quemaron en el incendio del Museo Gallardo. La FCM no tendría otro museo hasta 30 años mas tarde.

Fueron y siguieron siendo épocas difíciles y conflicitvas, el docente, el alumno y la política entremezclados en los mismos salones. A Abalos (1920-1922) le sucedió Alfredo Boden (1923), luego Felix B Valdez (1923-1937), Bernardo Dell´Oro (1924-1946), Enrique Roncoroni (1938-1946), Juan V. Francesio (1947-1955), Luis Santanelli (1948-1955), Antonio R. Manzoni (1955-1966), German Rodriguez, Roselli (1958-), Ricardo Delgado (1967-1968), Juan Alberto Sugasti (1968-1969), Aldo Isidoro Trossero (a969-1970), Edmundo Sandalio Galvan (1979-1971), Martin Grandi (1971-1972), Omar Atilio Arcangeli (1972-1973), Luis Santanelli (…), Celestino Elias Gonzalez Garcia (1973-1984). Juan Carlos Tammaro (1984-1992), Juan Carlos Barrovechio (1998-2001), Alberto Jose Abriata (2001-2007) y Raul Francisquelo (2008-). En definitiva, en 20 años nos han dirigido 20 profesores titulares, 4, desde el retorno de la democracia. El que más ha durado en su cargo fue el Prof. Dr. Bernardo Dell´Oro, por 22 años, el más efímero fue el período del Prof. Dr. Ricardo Delgado, de tan sólo 6 meses.

En 1959 se funda por el Dr. Antonio Manzoni, Titular de la Cátedra, y los estudiantes Fajardo (el cual luego le proveería su nombre), Silvestre, Begnis, Mon y Miguel, el Instituto Museo de Ciencias Morfológicas dependiente de esa Cátedra por resolución del Consejo Directivo 487/91, siendo uno de los más completos museos de anatomía de latinoamerica.

Una década después se daría el primer y segundo rosariazo. El movimiento estudiantil fue, se suele considerar, influyente e incluso determinante. Se cuenta que el 25 de setiembre los estudiantes entre otros reclamos al por entonces decano de la FCM el Dr. Cantini, uno era que se restituya a las aulas de anatomía normal las placas que conmemoraban a sus mártires Blanco y Bello.

Ha sido interesante encontrar que en 90 años de historia de la FCM ha habido 9 cambios de planes de estudio. Al original de 1920 le sucedieron los de 1930, 1057, 1967, 1976, 1982, 1985, 1998 y el actual plan 2001. En definitiva ha sido permanente la preocupación de los docentes por la autoevaluación, pero los cambios de planes, en su mayoría consistían en breves modificaciones circunstanciales, sobre el nombre o ubicación de una materia, sobre las condiciones de regularidad, instalar o suspender la práctica final, etc. Si ha marcado un cambio fundamental el pasaje hacia el Plan 2001. La Anatomía, ya como disciplina, ya como cátedra estuvo siempre atravesada por las metodologías y tecnologías de la educación. Así es como en prácticamente la manera de dar Anatomía en la clase, el seminario o los laboratorios era, salvando algunas excepciones, la misma. Es así cuando el seminario o clase magistral del Prof. Titular se evidencia como la herramienta pilar del aprendizaje de los alumnos, los trabajos prácticos son la excusa para que el alumno se acerque al material cadavérico en búsqueda de la integración tridimensional de lo dictado y lo leído, y los exámenes parciales la metodología de evaluación de los contenidos adquiridos.

Cabe destacar que es la Anatomía la materia que la mayoría de las veces en los planes tradicionales de estudio introduce al estudiante de medicina en la carrera. Ocupa por lo tanto un rol central desde el punto de vista pedagógico, el cual no puede ser descuidado, dada su relevancia estratégica para la formación de los futuros médicos.

La transición desde el plan de estudio 1998 al plan curricular 2001, constituyó  un cambió brusco, donde el modelo de enseñanza aprendizaje se centro en el autoaprendizaje, este paradigma, creó en docentes y alumnos incertudumbre y preocupación. Las disciplinas dejaron de tener protagonismo individual y se integraron con otras, en unidades problemas. Los  contenidos de  Anatomía Normal, dejaron de dictarse en los tradicionales trabajos prácticos y clases teóricas. Los exámenes parciales y finales desaparecieron, los docentes cumplieron con el rol de tutores ( ayudantes y jefes de trabajos prácticos), guiando el proceso de aprendizaje en forma integral.

El plan curricular 2001 de la carrera de medicina se dividió en tres ciclos y estos a su vez en áreas. Cada área es evaluada integralmente con exaámenes parciales y finales.

El primer ciclo denominado “Promoción de la Salud” se dicta durante dos años. En primer año las áreas Crecimiento y Desarrollo y Nutrición, en segundo año las áreas: Sexualidad, Género y Reproducción, Trabajo y Tiempo Libre y el Ser Humano y su Medio.

El segundo ciclo o “Prevención de la enfermedad” se desarrolla en el tercer año de la carrera, está integrada por las áreas Injuría y Defensa.

El tercer ciclo “Diágnóstico, Tratamiento y Recuperación”, corresponde al cuarto y quinto año de la carrera de medicina, las áreas que la integran son: Gineco-Obstetricia, Clínica Pedíatrica, Clínica Quirúrgica y Clínica Médica.

En este contexto, los contenidos de Anatomía Normal, transversalizados en el primer y segundo año de la carrera, se discutían y debatían en el espacio tutorial, siendo las únicas actividades obligatorias, aprobadas por los coordinadores de áreas y evaluadas por el equipo de pedagogía desde el año 2002 (inició del cursado del plal 2001), hasta el año 2008 se dictaron en el área Trabajo y Tiempo Libre, estas actividades consistían en un laboratorio de Corazón, Mediastino y Grandes Vasos, y un seminario de Aparato Respiratorio. A estas actividades se fueron agregando otras, organizadas a pedido de los coordinadores de áreas y alumnos, que sentían debilidad en los contenidos morfológicos luego de las evaluaciones finales de las áreas antes mencionadas.

Los profesores adjuntos que cumplían con su rol de expertos, evacuaban dudas puntuales en un espacio que se denominó experticias. Este espacio no logró nunca la concurrencia masiva de los alumnos y no constiyuyó el recurso que de él se esperaba. Este espacio sigue siendo un recurso humano importante actualmente.

Durante el año 2006, un grupo de jefes de trabajos prácticos entusiastas, comenzaron a diseñar la forma en que los contenidos de la disciplina Anatomía Normal podrían distribuirse en las áreas del ciclo “Promoción de la salud”, se creó así un grupo de trabajo integrado por docentes y alumnos movilizados por el mismo objetivo, mejorar la calidad académica de un proyecto que debía madurar. Se iniciaron conjuntamente actividades de investigación, disección y formación docente, táreas llevadas a cabo en el Museo de Ciencias Morfológicas y cámara de evisceraciones, gracias al apoyo en ese momento del Jefe de Cátedra Prof. Dr. Alberto Abriata, y del Subdirector del Museo. Dr. Roberto Mignaco.

En el año 2008, bajo la conducción de quien es hoy el Jefe de la Cátedra de Anatomía Normal el Profesor Titular Dr Raúl, Domingo Francisquelo, se logró crear el nuevo programa análitico, hoy vigente, de la diciplina Anatomía Normal, adaptado al nuevo plan de estudio. Se elaboraron para cada área del ciclo “Promoción de la salud” actividades obligatorias, que consisten en seminarios y laboratorios, acompañados cada uno de ellos por guías de estudios y ajustados a las unidades problema que cursan el estudiante en las diferentes áreas.

Actividades disciplinares bianuales, curriculares y obligatorias planificadas:

1. Crecimiento y Desarrollo: 25 actividades curriculares.

2. Nutrición: 14 actividades curriculares.

3. Sexualidad Genero y Reproducción: 5 actividades curriculares

4. Trabajo y Tiempo Libre: 8 actividades.

5. El Ser Humano y su Medio: 7 actividades.

En cada seminario y laboratorio quedan especificados:

Objetivos: los mismos adaptan los contenidos anatómicos a la unidad de aprendizaje que está transitando el estudiante. Explican la importancia de adquirir la habilidad de proyectar los conocimientos morfológicos para la resolución de situaciones problemáticas actuales y futuras.

Contenidos: en cada actividad, quedan explicítos todos los contenidos que se tratan en ella. Se detallan los mismos siguiendo la literatura que abarca el abordaje del estudio de la anatomía descriptiva, topografica y funcional.

Duración: dos horas.

Método de trabajo: describe las táreas que se deben cumplir antes, durante y posterior al laboratorio.

Los estudiantes aplican lo aprendido, compartiendo con sus compañeros en el espacio tutorial. Los estudiantes que no pudieron expeler sus dudas, en estas instancias tendrán la posibilidad de consultar a los profesores expertos de la disciplina. Las actividades aquí explicitadas se sumarán al resto de los seminarios disciplinares de las áreas pertinentes; dispuestas para el primer y segundo año de la carrera de Medicina.

De está manera se hizo posible incorporar el dictado de todos los contenidos de Anatomia Normal, en una currícula cuya columna vertebral es el espacio tutorial; logrando que los estudiantes integren en él los contenidos anatómicos junto a las de otras disciplinas; fin último de la actual currícula.

Este  equipo de trabajo, formado por docentes y alumnos, en aquel momento; hoy excelentes docentes nombrados de esta disciplina, logró acercar al estudiante las herramientas que brinda Anatomía Normal, como pilar fundamental del saber médico. La anatomía normal descriptiva, topográfica, funcional y aplicada puede dictarse en cualquier plan de estudio, de acuerdo al perfil médico que la sociedad requiera y necesite. Jerarquizar y fortalecer los contenidos básicos, resulta fundamental y clave para construir nuevos saberes.

Las descripción romántica, armoniosa y florida de la morfología que nace de  la propia disección, investigación, innovación e ilustración, nos eleva como Cátedra, y ubica a nuestra Facultad en el  lugar que ella se merece por su  historia y la de los hombres que en ella desarrollaron su sabiduría con entrega, humildad y mesura.

 

 

Comparte

Buscar

Encuestas

¿Qué libro de Anatomía Humana utilizas habitualmente?
 

En línea

Tenemos 13 invitados conectado(s)